domingo, 12 de enero de 2014

BICENTENARIO DEL PASO DE BOLÍVAR POR CABUDARE

 

En la gráfica de Francisco Villazán se divisa el histórico jabillo real en donde acampó Simón Bolívar y sus tropas el 10 de noviembre de 1813, antes de partir a la funesta batalla de Tierritas Blancas

Profesor Américo Cortez, cronista 

de la parroquia de la parroquia Cabudare

Desde el 15 de octubre al 26 de noviembre


Como una de las fechas más importantes en el municipio Palavecino, destaca el 10 de noviembre de 1813, cuando se cumplen 200 años del paso de Simón Bolívar por Cabudare, acampando bajo la sombra del frondoso jabillo real a un lado de la quebrada Tabure.

El profesor Américo Cortez, cronista de la parroquia Cabudare y promotor del Comité Bicentenario de la Visita del Libertador, señaló que el programa de celebración de este sin igual acontecimiento, consta de numerosos eventos culturales desde el 15 de octubre hasta el 26 de noviembre de 2013.

Precisó que el 30 de este mes, realizarán un ciclo de conciertos en la Casa de la Cultura de Cabudare, con la Orquesta Sinfónica Infantil.

El jueves 31, los palavecinenses podrán disfrutar de la Coral del Club América en la iglesia san Juan Bautista de Cabudare, a las 6 pm,.

El viernes 1º de noviembre, se efectuará un encuentro escolar en la Unidad Educativa de Agua Viva, con diversas actividades culturales y académicas.

El sábado 2, inaugurarán la Copa de Bicentenaria de Baloncesto Menor, que se efectuará en Las Acacias en encuentro con equipos de Cabudare y Barquisimeto.

El domingo 3, encuentro de corales en la iglesia matriz San Juan Bautista, a las 11:30 am.

El cronista adicionó que otro de los eventos más importantes de la semana es el encuentro de tambores afrovenezolanos con ocho grupos el sábado 2, a las 6 pm, en la Plaza Aquilino Juares.
Ese mismo día, el Grupo Cultural Sarao, presentará oficialmente el blog El Tamunangue en homenaje al pueblo de Lara en la Plaza Aquilino Juares, con todos los tamunangues grabados hasta la fecha, con más de 500 fotografías, 30 videos, 5 libros digitales y 35 ensayos sobre la materia, una página de obligatoria consulta: eltamunangue.blogspot.com
Luis Alberto Perozo Padua

AMÉRICO CORTEZ EN EL PATIO DE LAS LETRAS





El Ateneo de Cabudare y Maltiempo Editores, para continuar celebrando la conmemoración de los 200 años del paso de Simón Bolívar por Cabudare y el primer centenario del poeta de Canoabo Vicente Gerbasi, este jueves 31 de octubre, a las 7 pm, en el patio central de nuestra institución cultural, contaremos con la presencia del Cronista de Cabudare Américo Cortez.

El Bicentenario del paso de Bolívar por Cabudare, es una actividad que forma parte de la programación de los Jueves Culturales Patio de las Letras, producto de la alianza Ateneo de Cabudare-Mal Tiempo Editores.

Benjamín Terán, presidente del Ateneo de Cabudare, Morelia Muñoz y Reinaldo Chaviel de Mal Tiempo Editores, informaron que los encuentros literarios, que se realizan los jueves, cada quince días, son un espacio para que la palabra, los libros, la poesía, la narración oral escénica, la música, el canto, la gastronomía, la arquitectura, el patrimonio cultural, el ambiente, la ecología y los saberes se encuentren en un interesante tejido de compartir y convivir en el diseño de la ciudad que queremos.

AMÉRICO CORTEZ. UN DEPORTISTA CABUDAREÑO ENTRE LAS PÁGINAS DE EL IMPULSO

Américo Cortez, cronista de la parroquia Cabudare

“En aquellos días, era realmente una emoción salir reflejado en EL IMPULSO permanentemente en ocasión a la destacada actuación en los diferentes deportes que participaba”, asegura Américo Cortez.


Describe que su recuerdo más grato fue cuando Luis Navaz, reportero gráfico de la fuente deportiva, en una práctica de la Selección Juvenil de Baloncesto del estado Lara, en 1977, en las preparatorias de los primeros Juegos Juveniles que se celebraron en San Cristóbal, lo captó en una gráfica que salió al día siguiente publicada en primera página con el título de: Múltiple y rendidor.

Señala Américo, quien hoy es cronista de la parroquia Cabudare, que los periodistas de deporte “siempre se expresaban muy bonito hacia mi persona con comentarios como: Es muy normal ver al joven Cortez en cualquier cancha de baloncesto o voleibol, campo de beisbol o fútbol, o simplemente desplazándose con agilidad en una piscina, o corriendo en una pista de 400 metros planos, un deportista múltiple destacado de la selección de Lara”.

“Para mí fue un gran honor y motivo de estímulo los comentarios de EL IMPULSO para conmigo, hasta el punto que conservo los recortes de periódico como uno de mis mejores recuerdos de la época de deportista”, narra Américo.

Hace énfasis al suscribir que en el deporte aficionado, el deporte local, “EL IMPULSO siempre ha marcado una pauta importante, referencial, destacando los valores deportivos, por lo que pienso que eso es una de las cosas hermosas que este diario tiene como recuerdo de toda la gente que lo ha seguido y sigue en estos 110 años”.

Menciona que las prácticas deportivas de los jóvenes de Palavecino, se desarrollaba en el Parque del Consejo Venezolano del Niño, más tarde INAM y luego SEAM, que aún existe pero hoy está en mengua.

“De ese espacio salieron los más grandes deportistas de este municipio. Allí aprendió a nadar todo el mundo porque estaba situada la única piscina que había en Cabudare, cuyas clases ofrecía el profesor Antonio Espinoza, que se inició como líder deportista juvenil y luego pasó a la nómina del INAM que por más de 30 años se encargó de esa disciplina formando a un cúmulo importante de palavecinenses”, rememora el cronista.

Campeonatos de todas las categorías se realizaban en el Parque INAM, pero el enganche del espacio era la piscina y los niños y jóvenes hacían cualquier cosa en el parque, lectura en la biblioteca, títeres en el teatrino, con tal de conseguir la posibilidad de bañarse en la piscina.

Recuerdo como si fuese ayer -anota-, que nos traían en fila desde la cancha de baloncesto cantando canciones infantiles hasta la piscina como condición.

El parque INAM fue inaugurado el 27 de septiembre de 1967, acto que presidieron el gobernador Miguel Romero Antoni, el presidente de la legislatura, Francisco ‘Coché’ Rojas, el profesor Otto Alvarado, Teresa de Molina, madre del historiador y chef Juan Alonso Molina, espacio que se convirtió el primer valladar de la delincuencia y la droga.

Luis Alberto Perozo Padua