sábado, 10 de septiembre de 2016

NICOLÁS PATIÑO SOSA


CABUDARE, BUCOS Y MAMEYES

Nicolás Patiño Sosa

Américo Cortez
Cronista de Cabudare

Dedico a mi amigo José Luis Sotillo y a sus esfuerzos por Agua Viva

La vida de este prócer cabudareño está llena de esfuerzos que por sí mismo realizó hasta llegar a los altos cargos que la nación ofreció a sus hijos.
Nació en Cabudare en fecha incierta y algunos historiadores han querido hacerlo nacer en Barquisimeto, cosa falsa, ya que el propio Patiño y su familia, siempre dieron testimonio de su nacimiento en Cabudare. De familia humilde, sus padres fueron Francisco Patiño y Joaquina Sosa. De carácter recio, estuvo enfrentado contra los godos conservadores, al punto de formar guerrilla en las montañas de Terepaima, por lo que se le llamaba “El León de Terepaima”. Mientras estaba en la guerra de la Federación, los centralistas ejecutan a su padre, al cual arrastraron, amarrándolo a la cola de un caballo, por el viejo camino de Tabure hasta el “dividivi mocho” donde lo remataron, con la intención de amedrentarlo.
Se incorporó al ejército de Zamora, cuando llegó a Cabudare, el 2 de septiembre de 1.859. Estuvo en muchas batallas. En Cabudare (25 y 27 de Mayo de 1.860), en Tabure (14 de Febrero de 1.861) y Barquisimeto (1 de enero de 1.862).
El 26 de agosto de 1.868 pelea en el combate de Lomas de Terepaima. En septiembre de 1.868 pelea en La Ruezga, al norte de Barquisimeto. Igualmente en Los Rastrojos el 17 de octubre de 1.870. Alcanzó el grado de General.
El primer cargo público que ocupó fue el de Comandante de la Plaza de Cabudare. Fue el primer Gobernador Constitucional del Estado Barquisimeto en sus primeras elecciones, obteniendo 1.613 votos. Tomó posesión el 1º der febrero de 1.865.
Cuando fue Presidente del Estado (1.865-1.868) fundó el primer periódico de Cabudare “El Cóndor de Terepaima”.
Trajo a Cabudare la capital del Estado durante todo su periodo y construyó una de las obras de ingeniería más importantes, el Puente San Nicolás, que permitió en tiempos de lluvia circular de Barquisimeto al llano, pasando por Cabudare. Contribuyó con la construcción de la torre de la iglesia San Juan Bautista e igualmente construyó el mercado de carne de Cabudare llamado “La Pesa”.
Durante su carrera militar perdió un ojo de un ballonetazo. Era un hombre valiente y de una mansedumbre frente a su madre, quizás la única persona a la cual rendía exagerado culto.
Son muchas las aventuras y anécdotas sobre este guerrero, algunas exageradas. Decían que era poco educado. Sin embargo hay pruebas de que sabía leer y escribir modestamente. Además tenía conocimientos del arte de la guerra y una lealtad a toda prueba al federalismo y los más humildes, cosa que se reflejó en su obra como Gobernador.
Fue Comandante de Armas del Estado Lara. Muere en Cabudare el 17 de Septiembre de 1.876. Fue sepultado en el altar mayor de la iglesia San Juan Bautista de Cabudare, donde está una plaza que lo señala. En Barquisimeto la Plaza San Juan lleva su nombre y se colocó un  busto en su honor. En Cabudare existe escuela y calle que le inmortalizan, aunque la calle fue mutilada para colocarle, por cosas de los políticos, otros nombres. Además, ante la iniciativa de José Luis Sotillo, Cronista de Agua Viva, de colocarle su nombre a la naciente parroquia de Agua Viva, voces mezquinas, sin ningún conocimiento de la historia, ni argumentos, se opusieron, caso que debemos retomar para dignificar a este gran hombre público.
Fue un ferviente católico, amante de la libertad, aguerrido guerrero y amante de su pueblo Cabudare.

El Dr. Miguel Castillo Amengual escribió sobre Patiño: “corazón de guerrero atrevido, el suyo no cambió su ritmo lento, ni salió jamás dentro de su pecho, y la palidez marmórea de su rostro nazareno, no se tiñó jamás con las purpuras del odio y de la cólera. Temperamento flemático, y en el ritus de su fisionomía, siempre amable, se traducía la bondad exquisita de su alma”.


Fachada de la Escuela "Nicolás Patiño Sosa", antes Escuela La Mata, por estar ubicada en ese sector. Al comienzo la llamaban  "la escuelita".


Retrato del General Nicolás Patiño Sosa


Esquina de la calle Nicolás Patiño con Avenida Libertador. A la izquierda la antigua bodega de Rafelito y a la derecha de blanco la sede de la linea de Autobuses de Cabudare.


Acto cultural en la Escuela "Nicolás Patiño Sosa", dirigiendo el acto los docentes de cultura


Puente "San Nicolás" de Cabudare, construido en 1.865 en la administración del Gobernador Nicolás Patiño Sosa, quien además se trajo la sede del gobierno del Estado para Cabudare. Detrás se observa la histórica "ceiba" que recibió al Libertador Simón Bolívar el 10 de noviembre de 1.813.


Una de las aulas de la Escuela "Nicolás Patiño Sosa"


En el Puente "San Nicolás" de Cabudare están colocadas varias plazas que hacen referencia a diferentes personajes de ese tiempo. Esta es una de ellas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario